Seleccionar página

Esto no es una paz. Es un armisticio de veinte años. Mariscal Ferdinand Foch

La Primera Guerra Mundial supuso para muchos de sus contemporáneos el fin de la civilización decimonónica, por la destrucción de sistemas políticos, la ruina de las economías y la división de la sociedad. Además, con los restos de la Alemania imperial, de la monarquía de los Habsburgo, y de la Rusia zarista se creó una ordenación grotesca que tendría unas consecuencias funestas en los años venideros.

William E. Hall, destacado jurista internacional, afirmó en 1880: La ley internacional no tiene otra alternativa que aceptar la guerra, independientemente de lo justo de su origen, como una relación a la que las partes pueden optar, y que solo puede agotarse regulando el efecto de esa relación. Por ello se considera que las dos partes de una guerra son de idéntica posición legal y, en consecuencia, poseen iguales derechos.

Esta doctrina era un peligro, hasta para las grandes potencias, y, por lo tanto, en las Convenciones de La Haya de 1899 y 1907, las principales potencias acordaron modestas medidas para limitar su desmedida libertad para hacer la guerra. Cómo debía combatirse, ya había comenzado a regularse en las Convenciones de Ginebra.

Puesto que las circunstancias en las que había estallado la Gran Guerra eran una burla a la iniciativa de La Haya, ese mismo espíritu se afirmó en 1918 en el Convenio de la Sociedad de Naciones, impulsado por Thomas Woodrow Wilson a la sazón presidente de EEUU. Se imponía un arbitrio a las naciones en conflicto que podía ser reforzado por una sanción internacional a los estados que rechazasen las decisiones.

En el Tratado de Versalles (1919), salvar al mundo del bolchevismo y reestructurar el mapa de Europa eran dos proyectos que se superponían.

Se aisló a Rusia, mediante un cordón formado por países cuya hostilidad hacia Moscú estaba garantizada: Finlandia, las Repúblicas Bálticas y Polonia, que tras 120 años recuperaba su condición de Estado independiente.

A Alemania se le impuso una paz con unas condiciones muy duras, con el fin de mantener a este país en una situación de debilidad. Así se estipulaba en el artículo 231: Los gobiernos aliados y asociados declaran, y Alemania reconoce, que ella y sus aliados son responsables, por haberlos causado, de todos los daños y pérdidas a los cuales los gobiernos aliados y asociados se han visto sometidos como consecuencia de la guerra impuesta a ellos por la agresión de Alemania y sus aliados.

El procedimiento que se utilizó no fue el de las amputaciones territoriales, aunque se vio privada de todas las colonias de ultramar, sino el de restringir su ejército, hasta un máximo de 100.000 hombres. Además, se le impusieron unas reparaciones de guerra teóricamente infinitas, al tiempo que se ocupó militarmente la zona occidental del país.

El Imperio austrohúngaro fue reducido con la constitución de nuevos países. Serbia fue ampliada para formar la nueva Yugoslavia, fusionando Eslovenia y Croacia; Checoslovaquia era producto de la unión del antiguo núcleo industrial del mencionado imperio con los territorios checos y las zonas rurales de Eslovaquia y Rutenia. Rumania se amplió y pasó a ser un conglomerado multinacional. También Polonia e Italia se vieron beneficiadas.

No había precedentes históricos, ni lógica posible en la constitución de Yugoslavia y Checoslovaquia. Todos los eslavos del sur estaban integrados en un país, Yugoslavia, lo mismo que ocurría con los eslavos occidentales de los territorios checos y eslovacos. A largo plazo esto constituyó un polvorín que estalló a fines del siglo XX.

El tratado de Versalles no fue firmado por los Estados Unidos de América, lo que le restaba valor, al no ser el mundo ya eurocéntrico. Las escasas posibilidades de paz fueron torpedeadas por las potencias vencedoras, pues no se permitió la rehabilitación de los vencidos. Además, Alemania y Rusia fueron eliminadas del escenario internacional. Ninguno de los gobiernos existentes entre las fronteras de Francia y el mar de Japón se mantuvo en el poder tras la guerra.

Pero, ¿por qué las principales potencias de ambos bandos consideraron la Primera Guerra Mundial como un conflicto en el que solo cabía la victoria?

Según Eric Hobsbawm, durante la era imperialista se había producido la fusión de la política y la economía. Alemania aspiraba a alcanzar una posición como la inglesa, lo que significaba relegarla. Francia necesitaba compensar su creciente inferioridad demográfica y económica con respecto a Alemania, y un compromiso tan solo podía posponer el problema.

Las durísimas condiciones de la paz impuesta dieron al traste con las escasas posibilidades que existían de restablecer una Europa estable, liberal y burguesa. George Clemenceau, el presidente francés, dijo en Versalles, al recibir el documento de rendición alemán: Bueno, esto es el final. El historiador Arnold J. Toynbee, presente en la sala, masculló en voz baja: No, esto es solo el principio.

Las fuentes documentales para estudiar la Primera Guerra Mundial y, en concreto, las repercusiones del Tratado de Versalles se custodian en los archivos de los países que participaron en la contienda. Como ejemplo, citamos los Archivos Nacionales Franceses (París y Pierrefitte-sur-Seine). Existe una Guía de Fuentes donde es posible encontrar documentación relativa a las indemnizaciones y reparaciones de guerra.

Últimas entradas

Siniestra travesía de una goleta española

Siniestra travesía de una goleta española

Cuando descendí a la playa, pude observar el terrible espectáculo de su sangriento festín: la sangre, los huesos y los trozos de carne humana, felizmente comida y devorada por aquellos miserables. Robinson Crusoe. Daniel Defoe recreó en Robinson Crusoe un episodio de...

Motín en las islas Marianas (II)

Motín en las islas Marianas (II)

El destino de la división al mando del capitán de navío Roque Guruceta Aguado cambió al recalar en las islas del Pacífico. Los buques nunca volvieron a España. Los amotinados del navío Asia, del bergantín Constante y del Aquiles se dirigieron a las costas americanas....

Motín en las islas Marianas (I)

Motín en las islas Marianas (I)

El 9 de diciembre de 1824 tuvo lugar la batalla de Ayacucho que supuso la derrota de las últimas tropas partidarias del rey de España y el fin del Virreinato del Perú. El teniente general José Cantérac d'Andiran y Antonio José de Sucre firmaron la capitulación...

La Real Fábrica de Betunes de Quintanar de la Sierra

La Real Fábrica de Betunes de Quintanar de la Sierra

En un lugar de Castilla, la Armada estableció una fábrica de betunes a finales del siglo XVIII. En aquellos momentos ya existían otras en la península: la de Tortosa y la de Castril, que aprovisionaban de este material al Arsenal de Cartagena y a La Carraca (Cádiz)...

Los archivos también tienen su día, el 9 de junio

Los archivos también tienen su día, el 9 de junio

La historia de los archivos se remonta al Próximo Oriente. Está estrechamente ligada a la de la escritura y a la de su difusión, según especialistas como L. Sandri. Las tablillas de arcilla sumerias ya recogían las actividades contables y fiscales. Desde entonces, los...

Sin noticias del navío San Telmo

Sin noticias del navío San Telmo

Hace dos siglos, la mañana del 11 de mayo, el navío San Telmo y la fragata Prueba dieron la vela en Cádiz. Un día después, zarpó el navío Alejandro I. Formaban la División del Pacífico destinada al Apostadero de Marina del Callao de Lima. Iba al mando del brigadier...

Hacer las Américas

Hacer las Américas

No me olvides, ay querida,si muero de soledad...tantas leguas mar adentro¡Adios mi casa!, ¡mi hogar! Así termina el conocido poema Adiós ríos, adiós fontes de Rosalía de Castro, en el que un emigrante se despide de su tierra natal. Una parte de su libro Follas Novas...

Mauthausen, destino final

Mauthausen, destino final

Para algunos pensadores contemporáneos el campo de concentración se convierte en la constatación del fracaso de la modernidad y de su proyecto ilustrado. Zygmunt Baumann afirma que el genocidio nazi se gestó y se puso en práctica en nuestra sociedad moderna y...

El gótico y la luz del mundo

El gótico y la luz del mundo

Bóvedas de cañón frente a bóvedas de aristas, arcos de medio punto frente a arcos apuntados, altura frente a robustez… Todo ello define al gótico frente al románico. Pero si hay un elemento determinante que los diferencie, ese es la luz, o mejor dicho, la utilización...

La muerte en la Primera Guerra Mundial

La muerte en la Primera Guerra Mundial

Entre 1815 y 1914 ninguna gran potencia se enfrentó a otra más allá de su región de influencia inmediata. Eso cambió con la Primera Guerra Mundial en la que participaron todas las grandes potencias y los estados europeos, excepto España, los Países Bajos, los tres...

Los puertos: el abrigo de los buques (II)

Los puertos: el abrigo de los buques (II)

La Armada comenzó a configurar el sistema porturario en el siglo XVIII. Si bien en la centuria siguiente, los puertos continuaron bajo su jurisdicción, la creación de los Ministerios de Fomento en 1832 y de Obras Públicas en 1847, alteró el panorama. A partir de...

Los puertos: el abrigo de los buques (I)

Los puertos: el abrigo de los buques (I)

Entre los muchos ramos de Marina, todos piden un conocimiento muy facultativo, si bien es uno de los de más gravedad, el de los puertos, pues son el abrigo de las escuadras  y embarcaciones del comercio. Con estas palabras el secretario de Estado y del Despacho de...

El siglo de las tinieblas

El siglo de las tinieblas

El problema del mal será el problema fundamental de la vida intelectual de la posguerra en Europa, del mismo modo en que la muerte se convirtió en el problema fundamental después de la Primera Guerra Mundial. Hannah Arendt.  El siglo XX ha contemplado no solo la...

Detrás de ellos solo dejarán un desierto

Detrás de ellos solo dejarán un desierto

La fecha de llegada del hombre a Norteamérica sigue abierta a discusión, aunque los restos arqueológicos indican que debió ser en torno al 14.000 a. C.  Los primeros pobladores provenían de Siberia, cruzaron el estrecho de Bering y se extendieron por todo el...

A propósito del tiempo

A propósito del tiempo

La concepción del tiempo a lo largo de la historia no ha sido uniforme. Desde el Enuma Elish (Cuando empezó todo) mesopotámico, al mito del eterno retorno griego, pasando por la idea medieval ligada al quehacer monástico, al tiempo del mundo contemporáneo, que podría...

El origen de las pensiones militares

El origen de las pensiones militares

Hoy día no nos imaginamos una jubilación sin pensión, tras trabajar toda una vida. Pero no ha sido siempre así. Carlos III estableció un sistema de pensiones en el ámbito militar que luego se extendería a otros, como el de los tribunales de justicia. Las primeras...