La nobleza tuvo un protagonismo social y económico esencial en la historia del Antiguo Régimen.

¿Qué suponía ser noble? ¿De dónde procedían sus privilegios?

Nobleza proviene de la palabra nobilis, que significa distinguido por los hechos o virtudes entre los demás hombres. La nobleza fue conformándose a través del cúmulo y sedimentación de varias tradiciones culturales: la romana, la goda, la cristiana y la musulmana.

Eran juzgados por tribunales especiales, no podían ser ajusticiados por ahorcamiento como los plebeyos, ni sufrir tortura; solo ellos vestían con algunas telas… Estos ejemplos conforman, en parte, el privilegio, que etimológicamente es ley para uno, esto es, ley privada. Incluso tenían reconocido el derecho a transmitir, por vía de la sangre, ese estatuto jurídico privilegiado, lo que les permitía perpetuarlo a través de las generaciones.

Además de la consideración social que ofrecía el hecho de pertenecer al orden nobiliario, el privilegio fiscal era quizá el mas importante, ya que estaban exentos de impuestos directos y cargas concejiles.

La espada les confería la supremacía social; únicamente la nobleza podía blandirla, de ahí que su origen esté ligado al conflicto bélico, y por supuesto, al poder económico que en muchos casos derivaba del primero; tan solo, hay que recordar la Reconquista y la apropiación de las tierras que se iban librando del poder musulmán, sobre todo, a partir del sur del Tajo.

Con las Leyes de Toro (1505) se reafirma su poder económico. De hecho, una de sus máximas aportaciones fue la creación de la figura del mayorazgo, que regulaba la vinculación de los bienes de una familia, para que éstos no se dispersasen, sino que fueran heredados por el primogénito. De esta forma, las estirpes nobles no perderían poder por las disputas de sus herederos y la consiguiente disminución del patrimonio solariego.

Su poder político proviene de la acumulación de riqueza, tierras y ganado, que es explotado por un campesinado dependiente, constituyendo una base patrimonial con la que financiar un séquito, comitiva armada, o ejército propio, lo que la conferirá ese poder, que se manifestará de forma ejemplar en la entronización de los Trastámara.

No obstante, el estamento nobiliario era un grupo heterogéneo que tanto la literatura como la pintura recrearon con acierto a lo largo de los siglos: el personaje de don Toribio Roddríguez Vallejo del Buscón, quién tras haber perdido la hacienda de su padre en una fianza, era susto de los banquetes, polilla de los bodegones y cáncer de las ollas; Alonso Quijano, hidalgo con una hacienda venida a menos; el ilustre Caballero con la mano en el pecho del Greco; y el propio Velázquez mostrando con orgullo su Cruz de Santiago en Las Meninas.

Las familias nobiliarias generaron una importante documentación por su posición política y económica. ¿Dónde podemos encontrala?

El Archivo Histórico de la Nobleza (Toledo) se creó en 2017 para favorecer la reunión, conservación, organización, descripción y difusión de los archivos nobiliarios. Este centro, que tuvo su origen en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, es clave tanto para el conocimiento de la historia de España, como para las investigaciones sobre este grupo social, incluyendo las genealógicas.

No obstante, existen otros fondos documentales que se pueden consultar bien en los archivos públicos, como el Archivo de la Familia Bustamante Risel en el Archivo Histórico Provincial de Cáceres, o el de la Casa Ducal de Híjar-Aranda, en el de Zaragoza, o bien en los propios archivos privados, como es el caso de la Casa Ducal de Medinacelli (Sevilla).

Para saber más, recomendamos consultar:

Portal de Archivos Españoles (PARES): Archivo de la Nobleza y Archivo de la Chancillería de Valladolid
Censo Guía de Archivos de España e Iberoamérica
Página del Archivo de la Chancillería de Granada
Antonio Domínguez Ortiz. Base de datos bibliográfica
Maravall, José Antonio: Poder, honor y élites en el siglo XVII. Madrid, 1979
Moreta, Salustiano: Malhechores feudales: violencia, antagonismos y alianzas de clase en Castilla siglos XIII y XIV. Madrid, 1978

Filmografía:
El séptimo sello. Ingmar Bergman. 1957
Barry Lyndon. Stanley Kubrick. 1975
Las amistades peligrosas. Stephen Frears. 1989

Ilustración:
Marte Prado Camacho.

Últimas entradas

Sin noticias del navío San Telmo

Hace dos siglos, la mañana del 11 de mayo, el navío San Telmo y la fragata Prueba dieron la vela en Cádiz. Un día después, zarpó el navío Alejandro I. Formaban la División del Pacífico destinada al Apostadero de Marina del Callao de Lima. Iba al mando del brigadier...

Hacer las Américas

No me olvides, ay querida,si muero de soledad...tantas leguas mar adentro¡Adios mi casa!, ¡mi hogar! Así termina el conocido poema Adiós ríos, adiós fontes de Rosalía de Castro, en el que un emigrante se despide de su tierra natal. Una parte de su libro Follas Novas...

Mauthausen, destino final

Para algunos pensadores contemporáneos el campo de concentración se convierte en la constatación del fracaso de la modernidad y de su proyecto ilustrado. Zygmunt Baumann afirma que el genocidio nazi se gestó y se puso en práctica en nuestra sociedad moderna y...

El gótico y la luz del mundo

Bóvedas de cañón frente a bóvedas de aristas, arcos de medio punto frente a arcos apuntados, altura frente a robustez… Todo ello define al gótico frente al románico. Pero si hay un elemento determinante que los diferencie, ese es la luz, o mejor dicho, la utilización...